La resina es un material que se utiliza para la realización de coronas y puentes provisionales. Las resinas dentales se utilizan como una alternativa estética en lugar de las almagamas comunes, y pueden ser empleadas también para corregir grietas y fisuras. Este material se trabaja al color del diente por lo que el resultado es una restauración agradable y cosmética.