Un espejo dental es un instrumento fundamental para la exploración de la boca del paciente en la clínica odontológica. Los espejos dentales tienen tres partes: el mango, el tallo y la cabeza. Estos espejos se caracterizan principalmente por su pequeño tamaño ya que para la mayoría de los procedimientos intraorales un espejo pequeño se adapta mucho mejor para conseguir una buena visión sin interferir con otros instrumentos durante el trabajo del odontólogo.


Salupro ofrece una amplia variedad de espejos y mangos dentales .