Los hilos de retracción suelen estar fabricados 100% en algodón. Los hilos retractores en odontología se utilizan principalmente para realizar impresiones y también para detener hemorragias gingivales en retracciones y sellados. La retracción consiste en retraer el tejido gingival con el objetivo de proporcionar un espacio entre la terminación gingival y el margen, para que el material de impresión penetre en suficiente cantidad y se pueda obtener el copiado exacto de la preparación. Otro de los objetivos de esta técnica es controlar los fluidos gingivales sin ocasionar perjuicio de los tejidos periodontales. Se suelen utilizar hilos separadores de distintos tamaños para adecuarse al tejido gingival. Éstos pueden estar impregnados de distintas sustancias químicas con la finalidad de controlar y reprimir la salida de los flujos gingivales y la sangre.


Salupro ofrece hilos retractores de diferentes grosores y colores.

    Las imagenes mostradas son meramente orientativas, pueden no corresponder con la realidad del producto.