Las mascarillas son utilizadas por los profesionales todos los dias en las consultas odontológicas. Su finalidad es evitar el contacto con salpicaduras, ya sean de agua contaminada, sangre u otros fluidos corporales. Además protegen frente a partículas, polvo y aerosoles.


Hay distintos tipos de mascarillas como las mascarillas rectangulares y cónicas. Las mascarillas rectangulares son desechables, están fabricadas con una triple capa de papel y tienen una varilla nasal para un ajuste óptimo. Las mascarillas cónicas tienen forma de concha para adaptarse a la morfología facial y mejorar el confort y la respirabilidad. Tienen también una varilla metálica para ajustarse a la nariz.

    Las imagenes mostradas son meramente orientativas, pueden no corresponder con la realidad del producto.