Bolsas de hielo instantáneo de uso en clínicas dentales. Se pueden aplicar directamente sobre la piel. El hielo normalmente se activa por presión y con movimientos enérgicos. El hielo instantáneo es realmente útil en casos que precisen una rápida aplicación de frío local como por ejemplo en extracciones, cirugías y traumatismos.