Las gafas protectoras son un accesorio imprescindible en las clínicas dentales puesto que se utilizan para proteger frente a los rayos UV al utilizar lámparas de polimerizar. También se suelen utilizar para proteger frente a diferentes agentes químicos en el procesado de instrumental previo a su esterilización.

Las gafas de protección son unas gafas especiales, ligeras, anti-vaho, muy resistentes y duraderas. Hay dos tipos distintos de gafas de protección: las de lente transparente que se utilizan para proteger contra las esquirlas, salpicaduras de agentes químicos dañinos y contra los rayos UV en intervenciones dentales, y las de lente naranja, más indicadas para proteger contra la luz azul de los artefactos fotopolimerizadores. Ambos tipos de gafas de protección pueden usarlos tanto el paciente como el dentista.