El zafiro es un material altamente translúcido por eso los brackets fabricados con este tipo de cristal apenas son perceptibles en los pacientes. Son mucho más resistentes que los de cerámica y no se tiñen con los pigmentos contenidos en los alimentos ni se manchan con el alcohol y el tabaco. Los aros que suelen utilizar son de metal pero recubiertos con teflón blanco para que sean prácticamente imperceptibles. Se recomiendan este tipo de brackets para los pacientes que tienen sus dientes muy blancos.


Salupro ofrece gran variedad de brackets zafiro para ortodoncia