Los brackets de cerámica están fabricados a partir de materiales similares a la porcelana. Los brackets cerámicos son mucho menos perceptibles que los aparatos metálicos. Se pegan a cada diente y se coloca un alambre a través de los dientes superiores e inferiores. Estos alambres están hechos de un material fuerte y duradero.


Algunas de las ventajas de los brackets cerámicos son que se camuflan con los dientes, irritan menos las encías y son extremadamente fuertes. Sin embargo son más caros que los brackets metálicos y sus tratamientos suelen durar algo más de tiempo.


Salupro ofrece gran variedad de brackets cerámicos para ortodoncia