Los brackets de cerámica están fabricados a partir de materiales similares a la porcelana. Los brackets cerámicos son mucho menos perceptibles que los aparatos metálicos. Se pegan a cada diente y se coloca un alambre a través de los dientes superiores e inferiores. Estos alambres están hechos de un material fuerte y duradero.


Algunas de las ventajas de los brackets cerámicos son que se camuflan con los dientes, irritan menos las encías y son extremadamente fuertes. Sin embargo son más caros que los brackets metálicos y sus tratamientos suelen durar algo más de tiempo.


Salupro ofrece gran variedad de brackets cerámicos para ortodoncia

    Las imagenes mostradas son meramente orientativas, pueden no corresponder con la realidad del producto.