Los brackets autoligados son una técnica de ortodoncia que utiliza brackets que tienen una compuerta que engancha el alambre de acero sin necesidad de ligaduras. Al cerrar la compuerta el alambre que rodea el arco dental queda atrapado por el bracket y éste unido al diente. Gracias a los brackets autoligados los dientes se mueven muy rápidamente evitando molestias al paciente. Algunas de las ventajas de los brackets autoligados son que el tratamiento dura menos tiempo, retienen menos comida y placa bacteriana y también producen menos llagas y rozaduras en el paciente.


Salupro ofrece gran variedad de brackets autoligados para ortodoncia