Un bracket es un elemento utilizado para la ortodoncia que tiene el objetivo de alinear y corregir las piezas dentales del paciente. Solucionan tanto la mala posición de los dientes como la distorsión del maxilar superior o la mandíbula. Los brackets van adheridos a las piezas dentales de forma temporal y hay distintos tipos en función del material como por ejemplo brackets metálicos, zafiro y cerámicos