Los dientes artificiales son piezas diseñadas para reemplazar la pérdida de una o varias piezas dentales. Hay varios tipos de dientes en función del material con el que se fabrican. Los dientes acrílicos se fabrican con resina acrílica, son estéticos, duraderos y resistentes a la fractura, fáciles de trabajar en el laboratorio, y se unen a la base protésica de forma química. Sin embargo son menos resistentes a la abrasión que los de porcelana y pierden algo de color con el tiempo.


Los dientes de porcelana se fabrican con cerámica blanca traslúcida cocida a altas temperaturas, se unen a la base protésica de forma mecánica y son muy resistentes al desgaste . Son estéticos y no cambian de color con el paso del tiempo. Sin embargo, son menos resistentes a la fractura y más difíciles de manejar en el laboratorio.


Salupro ofrece una gran variedad de dientes de laboratorio protésico.